Sociedad

García-Page considera “un insulto” e “inmoral” que los herederos de la banda terrorista “puedan plantear un intercambio de presos por dinero”